23 de noviembre de 2018

Jabón de Árbol del Té - Revisión desde la experiencia

ATENCIÓN:
Todos estos textos, son notas personales de mis experiencias en la elaboración de jabones, y reflejo de la evolución de un continuo aprendizaje.
Los ingredientes y medidas usados son los que a mí me gustan, me funcionan, y me van bien. Puede que no sean los adecuados para ti, e incluso puede que sean erróneos.
Por eso te ruego encarecidamente que contrastes toda esta información antes de utilizarla tal y como yo la he redactado.


Va pasando el tiempo, y voy haciendo jabones y jabones, ganando en experiencia con ellos. Desde mi primer jabón, guiado por una receta básica, han salido de mis moldes varios tipos y formulaciones con resultados aceptables.
Y con cada uno, una parte teórica en la que intento que los resultados sean lo más óptimos posible.

Así, esta receta básica de un jabón al que se le suele denominar con el nombre tan original de "CocOliva", ha sido revisada varias veces, y aquí pongo otra que me parece algo más "ideal". (No la llamaré Coco-Oliva por las proporciones usadas)

    Jabón de Oliva y Coco
    SECADO : 6 semanas mínimo (recomendadas 12 o más)
      172 gr. : Agua de MAR
      92 gr. : SOSA
      +
      533 gr. : Aceite OLIVA VIRGEN EXTRA *
      168 gr. : Aceite COCO *
      +
      30 ml. : Aceite esencial (opcional)
      ---------
      995 gr.
    ( Con *, ingredientes procedentes de
    Producción Ecológica o "Consumo Responsable")

    10% = SOBREENGRASADO
    35% = CONCENTRACIÓN
    61 = YODO (pasado de 70, este valor indica la posibilidad de enranciamiento)
    144 = INS (125~160)
    Pronóstico:
    50 - ACONDICIONADO : Es la capacidad del jabón para suavizar o nutrir la piel o pelo. Es inversamente proporcional a la limpieza, y lo ideal es que no sea más de 1 punto mayor.
    50 - BURBUJAS : Cantidad de burbujas que hará el jabón.
    47 - DUREZA : Si el jabón "baboseará" o no.
    50 - LIMPIEZA : Capacidad de limpiar, que puede ser perjudicial dependiendo del tipo de piel. Menos de 50, aumenta la sensación de acondicionado y es delicado con la piel.
    50 - PERSISTENCIA : Duración de la espuma y su consistencia cremosa, y la dificultad para aclarar el jabón.
    51 - SECADO : Capacidad de perder la humedad. Si es alto tenderá a resquebrajarse, y si es bajo, tenderá a ponerse viscoso ("baboso")
    50 - SOLUBILIDAD : Facilidad para deshacerse en el agua. Si es alto, el jabón tenderá a gastarse muy pronto.

Podrás ver por los resultados teóricos que la 'Dureza' ha bajado un punto. "Me la juego" en base a mi experiencia, por la que he observado que dependiendo del Aceite de Oliva (V.E.) que use, la dureza cambia de normal, a mucha.
También influye el tiempo de secado/curado que, cuanto mayor sea, mayor dureza en las pastillas tendremos.

El uso del Aceite Esencial es opcional, pudiéndose hacer esta receta sin ello, simplemente no echándolo. Los valores del pronóstico no cambiarán, ya que los aceites esenciales no son saponificables.
Decir además que, por referencias leídas, se podría echar de Aceite Esencial hasta un 4% del peso total de la mezcla (40 ml. en mi caso)

========================================
Viene de:
« Jabón de Árbol del Té - Mi primer jabón »
========================================

21 de junio de 2018

Cómo hacer jabón - Receta sencilla y pasos detallados

ATENCIÓN:
Todos estos textos, son notas personales de mis experiencias en la elaboración de jabones, y reflejo de la evolución de un continuo aprendizaje.
Los ingredientes y medidas usados son los que a mí me gustan, me funcionan, y me van bien. Puede que no sean los adecuados para ti, e incluso puede que sean erróneos.
Por eso te ruego encarecidamente que contrastes toda esta información antes de utilizarla tal y como yo la he redactado.

NOTAS:
  • Voy a usar la receta de mi primer jabón "cosmético" para redactar la elaboración del jabón y explicar algunas particularidades de algunos puntos en concreto.
  • Esta receta está REPASADA y ligeramente modificada AQUI
Para 910 gr. de peso total, y por orden de utilización:
    204 gr. : Agua (recomendado usar agua destilada)
    79 gr. : SOSA
    10 gr. sal ( opcional : ver 'OBSERVACIONES' a continuación)
    +
    500 gr. : Aceite OLIVA VIRGEN EXTRA
    100 gr. : Aceite COCO
    +
    20 ml. : Aceite esencial ( opcional )
    ---------
    890 gr.

8% = SOBREENGRASADO
28% = CONCENTRACIÓN

OBSERVACIONES sobre los ingredientes:
  • Sal : Usar sal como ingrediente en la elaboración del jabón, aumentará algo de dureza. Según referencias leídas, habría que echar un máximo del 5% de la cantidad de aceite usado (ya que un exceso de sal, disminuye la capacidad de hacer espuma del jabón)
    Yo uso 'Agua de Mar' para la elaboración de mis jabones, por lo que no contemplo añadir (más) sal en la formulación, ya que un 3,5% de su peso es sal.
    De cara a la cantidad de agua en la formulación, no tengo en cuenta ese porcentaje en sal, cuyo valor considero insignificante.
  • Agua : Preferiblemente destilada.
    El que sea recomendable usar agua destilada, se contradice un poco con el consejo de mezclarla con la sal (se contradice incluso cuando cambiamos el agua por otro líquido como zumos, infusiones, leche, e incluso cerveza!) Se supone que cuanto más pura y limpia está el agua, mejor se disolverá la sosa en ella, puesto que no tendrá que reaccionar además con las partículas y demás elementos que tiene el agua "corriente". Yo hago caso omiso de esta recomendación usando agua del grifo o Agua de Mar (de hecho, ni siquiera espero a que la 'lejía cáustica' se aclare, para mezclarla con los aceites)
  • Sosa : Que sea DE MUCHA PUREZA. Actualmente uso la sosa de la marca Bosque Verde "en perlas" que se diluye completamente y tiene una concentración del 98% por lo que añado un 2% a la cantidad total de sosa a utilizar en la fórmula.
  • Aceite de Oliva : Es base de muchas recetas, e incluso se podría hacer un jabón con sólo Aceite de Oliva (jabón de Castilla). Pero se suele usar junto a otros aceites y mantecas que aumentan el endurecido, la limpieza, la espuma, etc. además de aportar sus "propiedades cosméticas"
  • Aceite de coco : Una de sus muchas propiedades, es aportar espuma y limpieza al jabón. Como además es bueno para otras cosas, te aconsejo que busques información sobre él.
  • Aceites esenciales : Utilizar el que nos guste por su olor, o por sus propiedades. Para aromas intensos, 30 ~ 40 gr. x 1000 gr del total.

PAUTAS de SEGURIDAD y algunos consejos para la elaboración:
  • NO USAR recipientes de aluminio, o hierro. USAR vidrio, cerámica, o acero inoxidable.
  • USAR guantes, gafas protectoras, y manga larga, cuando se procese la sosa. Además, tener preparado vinagre o zumo de limón para limpiar la piel en caso de recibir alguna salpicadura.
  • Prepara los moldes encima de una toalla (para "arroparlos" durante el primer "fraguado") y todo ello sobre alguna tabla que te permita transportarlo todo después.
  • Si queremos ser muy precisos con la temperatura (40-45º) regular también la de la 'lejía cáustica' (en mi caso, al baño maría, ya que la hago en un bote de cristal, de los de garbanzos)
  • Con las varillas de batir de la batidora nunca consigo la traza, algo que con el brazo estándar llega en un par de minutos.
  • Termómetro, báscula, e incluso moldes, son objetos casi imprescindibles que se pueden adquirir por muy poco dinero.
  • Disponer de unos moldes es tan fácil y económico, como reutilizar los tetrabrik​ (®) vacíos, cortándolos longitudinalmente.

ELABORACIÓN:
---------------------------------------------
  1. - En un recipiente de vidrio o cerámica (NO ALUMINIO NI HIERRO) y en un lugar BIEN VENTILADO, echar poco a poco la sosa EN el agua (nunca al revés!) y remover lentamente hasta su completa disolución.
  2. - Una vez bien disuelta la sosa, añadir la sal ( opcional )
  3. - Dejar que se enfríe (de unos 80º que puede alcanzar, a 40-45º como temperatura ideal para mezclar con los aceites) y se "aclare" mientras se preparan los siguientes ingredientes.
  4. - En otro recipiente (NO DE ALUMINIO NI DE HIERRO) donde se calentarán a 40º~45º, mezclar los aceites, grasas y mantecas que se usen.
  5. - Calentados los aceites se añade completamente y "de un solo gesto" la mezcla de agua y sosa, removiendo suavemente al principio. Yo la paso por un colador fino para asegurarme de que no cae en el aceite ningún resto de sosa que pudiera haberse quedado sin disolver.
  6. - Una vez mezclado, se puede ir subiendo la velocidad de la batidora hasta que se vea que se va espesando, tomando el aspecto de natillas o salsa mahonesa, lo cual indica que la mezcla está bien emulsionada. En este momento empieza la etapa llamada "trace" (o 'trazado') que es cuando ya empieza el proceso de convertirse en jabón.
  7. - Es ahora cuando se le añaden los aceites esenciales, colorantes y otros aditivos, antes de verterlo en los moldes. Échale los aditivos que quieras al jabón y remuévelo para incorporarlo todo bien.
  8. - Sin entretenernos, para que la mezcla no pierda temperatura y haga bien la saponificación, echar la mezcla en los moldes.
  9. - Taparlos con un film, o con un trapo, o con sus tapas, si las tienen.
  10. - Arroparlos con la toalla para que aguanten un poco el calor, y se enfríen lentamente.
  11. - Esperar de 24 a 48 h. para desmoldar, comprobando su dureza para sacarlo, y dejándolo hasta otro día más si fuera necesario. Si a la hora de desmoldarlo te cuesta, se puede meter en el congelador para que el jabón se encoja un poco.
  12. - Una vez desmoldados, dejar secar mínimo 4 semanas (mejor 6 semanas) Es conveniente darles la vuelta a los jabones de vez en cuando para que se sequen igualmente por todos lados. Este tiempo de reposo es necesario para que primeramente, termine el proceso de saponificación (la sosa desaparezca), y también para que el jabón se seque y se endurezca, y así dura más tiempo al usarlo.

13 de junio de 2018

El pH en los jabones, piel y otras disoluciones

ATENCIÓN:
Todos estos textos, son notas personales de mis experiencias en la elaboración de jabones, y reflejo de la evolución de un continuo aprendizaje.
Los ingredientes y medidas usados son los que a mí me gustan, me funcionan, y me van bien. Puede que no sean los adecuados para ti, e incluso puede que sean erróneos.
Por eso te ruego encarecidamente que contrastes toda esta información antes de utilizarla tal y como yo la he redactado.


Pese a la idea general de que un pH neutro es 5,5 hay que tener presente que no es así.
El valor del pH neutro es 7

Vamos a ahondar.
El pH es una medida de acidez o alcalinidad de una disolución acuosa, cuya escala varía de 0 a 14, siendo del 0 al 7 las disoluciones ácidas, y de 7 a 14 las alcalinas o básicas. Una disolución se considera 'neutra' cuando su pH es 7

El pH de un jabón artesanal formulado y elaborado adecuadamente, oscila entre 7,5 y 10, resultado de una saponificación completa.

Pero, ¿qué pasa con el "famoso" 5,5 como pH neutro que se empeñan en vendernos como sinónimo de calidad y respeto por la piel?
Esta acidez de la piel se debe a la capa lipídica formada por ácidos grasos que la recubren, a modo de protección ante bacterias y hongos patógenos, así como a la deshidratación y oxidación de la piel (*)

Otras lecturas apuntan a que esa capa es el producto de la acción excretora de la piel, de ácidos sobrantes de la sangre, y que su papel se acercaría a lo contrario a una protección activa de la piel. Por lo que su eliminación estaría más que justificada, ayudando a la renovación de dicha capa que, en realidad sería una ayuda a la acción "limpiadora" (excretora) de la piel.
También, dicha capa no sólo no estaría protegiendo la piel, sino que además podría estar aportando cierta toxicidad al organismo, por "reabsorción".

En cualquier caso, es una capa entre 5,5 y 5,9 de pH que se mantiene constantemente y se regula de forma natural. Todos los jabones eliminan esa capa, con mayor o menor efectividad, y esa capa es reemplazada por otra nueva en unos 30 minutos.

Entonces, si un jabón artesanal nunca se puede obtener con un pH por debajo de 7, ¿cómo se obtienen esos índices más bajos en los comerciales?
Pues, a base de añadirles otros ingredientes para que se mantenga estable en 5,5 pero demostradamente menos respetuosos con la piel que los jabones elaborados artesanalmente, en los que la mayoría de los compuestos naturales son beneficiosos para ella, y están elegidos, medidos, y mezclados convenientemente para obtener un resultado positivo determinado.


« Muchos artículos que hacen referencia a este tema nos pueden llevar a pensar que un pH ácido es malo y uno alcalino es bueno. Esto no es exactamente así, ya que en nuestro organismo los límites del pH están entre 5 y 9, dependiendo de la zona del cuerpo. La piel por ejemplo, es poco ácida. La orina es más ácida y en cambio la saliva más alcalina. Depende de la sustancia u órgano que se mida » (**)

Aun siendo un poco alcalino el pH de los jabones naturales, el factor determinante es la acción de sus ingredientes sobre la piel y su capa "ácida". Por poner un ejemplo, el agua de mar es ligeramente alcalina (7,5 ~ 8,5) y no consideramos que sea perjudicial para nuestra piel (**)

Para medir el pH (de los jabones en nuestro caso) se suele usar un papel indicador, que se tornará de un color determinado dependiendo del pH de la disolución con la que lo impregnemos. En nuestro jabón, la obtendremos diluyendo parte del mismo en agua, con el simple gesto de lavarnos las manos. Para realizar la medición, basta con poner en contacto la tira reactiva con la superficie húmeda del jabón, manteniéndola unos 20 segundos (**)

NOTAS sobre la tabla:
Los valores responden a búsquedas por la Red, siendo algunos de ellos la media o el resultado mayoritario de los distintos encontrados.
Por matizar algunos:
Agua de Mar = 7,5 ~ 8,5
Jugo intestino grueso = 8
Jugo intestino delgado = 5 ~ 7
FUENTES CONSULTADAS, a las que agradezco la información compartida:
- (*) Desmontando mitos: los jabones ph neutro, de 'ajedrea'
- (**) El Ph de la piel y los jabones, de 'Silvan Nature'
- El PH ácido y alcalino y su relación con la salud, de 'salud'
- pH, de 'Wikipedia'

========================================
Continuará en:
 « El pH en los jabones de La Morada del Jengibre »
========================================

5 de junio de 2018

Frutas y verduras de junio

FRUTAS
    Aguacate. Albaricoque. Breva. Cereza. Ciruela. Frambuesa. Limón. Melocotón. Melón. Nectarina. Níspero. Plátano. Sandía.
VERDURAS
    Calabaza. Calabacín. Cebolla. Judía verde. Lechuga. Nabo. Pepino. Pimiento. Rábano. Remolacha. Tomate. Zanahoria.
Fuente: www.elgranero.com
Accede directamente a las de los meses de...

8 de mayo de 2018

Frutas y verduras de mayo

FRUTAS
    Aguacate. Albaricoque. Breva. Cereza. Ciruela. Grosella. Frambuesa. Fresas y fresones. Limón. Kiwi. Manzana. Melocotón. Naranja. Níspero. Pera amarilla y de agua. Piña. Plátano. Pomelo. Sandía.
VERDURAS
    Acelga. Alcachofa. Apio. Berenjena. Calabaza. Calabacín. Cebolla. Espárragos. Guisantes. Espinacas. Habas. Judía verde. Lechuga. Nabo. Pimiento verde. Puerro. Remolacha. Tomate. Zanahoria.
Fuente: www.elgranero.com
Accede directamente a las de los meses de...